Busca por Marca

Busca por Precio

Busca por Descuento

Busca por Tipo

Otras categorías

Vehículos en stock

Used TOYOTA LAND CRUISER PRADO

TOYOTA
LAND CRUISER
PRADO

Para muchos conductores, los productos producidos por la Toyota Motor Corporation son símbolos de fiabilidad y función sobre la forma. Al pensar en un Toyota, piensan en líneas simples y en un vehículo que va a durar mucho más allá de los 100,000 kilómetros. El Toyota Land Cruiser Prado rompe el molde tradicional de Toyota al ofrecer un estilo complejo junto al lujo que los compradores esperan de los SUV de BMW y Volkswagen. El Prado eclipsa a ambos fabricantes de automóviles por tener la fiabilidad que los propietarios esperan de un Toyota.
> LEER MÁS

Used TOYOTA HARRIER Sedan
¿Por qué los clientes suelen comprar este vehículo? Fiabilidad, fines utilitarios, características de lujo, y porque es deportivo.
Yasu
Gerente De Ventas


Historia

El Toyota Land Cruiser Prado ha estado en producción desde 1984. Fue introducido como reemplazo para un Toyota Land Cruiser anterior, el LJ71G, también conocido como Land Cruiser Wagon, el cual tenía un cuerpo ligero con pocas comodidades u opciones. El prado fue presentado como una opción más pequeña dentro de la línea Toyota Land Cruiser, sin embargo, tiene muchas de las mismas opciones de lujo que pueden ser encontradas en las versiones de tamaño completo. El Prado está disponible en casi todos los mercados mundiales, a excepción de América del Norte. Para el mercado norteamericano, el Prado se vende bajo el nombre de Toyota 4Runner en sus paquetes básicos de acabado, o como el Lexus GX470 en los niveles de acabado más lujosos.

La historia del Toyota Land Cruiser Prado comenzó con el LJ71G en 1984, lo que justifica una mención de ese modelo antes de tratar sobre el Prado. El LJ71G, también conocido como J70 fuera de Japón, era la opción de poca potencia dentro de la línea del J70. Tenía un cuerpo corto con techo duro con una opción de capota suave. A menudo se asocia a marcas tales como el Land Cruiser, Land Cruiser II, y el Bundera. La versión J70 ofrecía a los compradores dos opciones de motor: un 22R de gasolina de 2366cc (versión extranjera), o un 2L-T diésel turbo de 2446cc. Estos eran los mismos motores que se ofrecían en el Toyota 4Runner de la época. El J70 desarrolló y mantuvo una reputación como un vehículo utilitario resistente y fiable con múltiples usos.

Primera Generación (1990 - 1996)

La primera generación del Toyota Land Cruiser Prado, presentada ante Japón en abril de 1990, traía consigo la misma designación de chasis que su predecesor, el J70, provocando cierta confusión entre los nuevos en el mundo de la automoción. Confundiendo aún a más gente, el J70 estaba disponible en su forma original en otros mercados, mientras que la marca Prado era exclusiva de Japón. A pesar de tener la designación J70, el Prado lucía una parrilla frontal, guardabarros y capó rediseñados. El Prado contaba con un diseño de faros distinto al de los demás vehículos de la línea Land Cruiser. El Prado marcó el primer intento de Toyota para hacer de la línea Land Cruiser un vehículo que pasa más tiempo en carretera, en contraste con la imagen de robustez fuera de la misma que toda la línea tenía en ese momento.

La primera generación del Prado aún contaba con chasis bastidor, otorgándole la capacidad de ser utilizado fuera de la carretera. Era impulsado por el mismo motor turbo-diésel de 2446cc que venía por defecto en su predecesor. El motor ofrecía 95 CV y 240 N-m de torque. También contaba con inyección electrónica de combustible y estaba acoplado a una transmisión automática de cuatro velocidades. El Prado estaba equipado con una suspensión delantera con "absorción de golpes mediante resortes" más adecuada para la marcha sobre carretera, y el conductor podía seleccionar el nivel de absorción de golpes con tan solo pulsar un botón.

Para 1993. las ofertas de motor habían cambiado para incluir: 3RZ-FE de gasolina de 2693cc, 3L diésel de 2776cc, y 1KZ-T turbo-diésel de 2982cc con culatas de aluminio. El nuevo motor 1KZ-T redujo drásticamente las emisiones de NOx y de hollín.

Segunda Generación (1996 - 2002)

La segunda generación del Toyota Land Cruiser Prado fue presentada en mayo de 1996. El nuevo modelo, de designación J90, es una reelaboración completa en comparación con los modelos de la primera generación. La segunda generación marcó el comienzo del Prado como una serie separada de la línea Land Cruiser.

El Prado ahora se ofrece como un vehículo de tres puertas con distancia entre ejes corta, o de cinco puertas con distancia entre ejes larga, mas ambas versiones se consideran camiones de servicio mediano. Ambas versiones del Prado cuentan con un nuevo sistema de suspensión delantera independiente que incorpora doble horquilla y suspensión de cuatro brazos. El Prado ofrece asimismo tracción en las cuatro ruedas (4WD) permanente. Otros equipos estándar incluyen sistema de frenado asistido (ABS) y sistema de Monitoreo de Campo, el cual muestra la altitud, temperatura y la presión atmosférica. Los compradores originales podrían optar por una pantalla de televisión y un equipo de audio.

Al comienzo de la segunda generación, el Prado podía ser impulsado por dos motores de gasolina: 3RZ-FE de 2693cc o 5VZ-FE V6 de 3378cc; o un turbo-diésel 1KZ-TE de 2982cc. Todos eran motores muy competentes, pero muchos compradores preferían el de 2982cc por su resistente capacidad para soportar excursiones fuera de la carretera.

Toyota actualizó la segunda generación del Prado en 1999 para adaptarse a las leyes cambiantes. Los cambios fueron menores, estando limitada en mayor parte a los faros antiniebla montados sobre el parachoques. En 2000, Toyota introdujo el motor 1KD-FTV de Inyección Diésel de Conducto Común de 2982cc a la línea Prado, así como un inmovilizador de motor opcional... ¡el Prado había ganado popularidad entre los ladrones de coches!

La entera línea Prado era muy popular, con muchas unidades vendido con éxito en Japón. Estas unidades tenían asignados los códigos modelo japonés: KD-KZJ95W, E-RZJ95W, y E-VZJ95W. Las unidades con código de modelo KD-KZJ95W son todas parte de la línea de equipamiento TX, pero son impulsados por un motor diésel de 2982cc. El motor puede estar acoplado a una transmisión automática de cuatro velocidades o manual de cinco, pero los vehículos con este código de modelo cuentan con 4WD permanente.

El código del modelo E-RZJ95W fue asignado a Toyota Land Cruiser Prado impulsados por el motor de gasolina de 2693cc y que contaban con cinco puertas. El código de modelo se limita a la familia TX de opciones de equipamiento. Todas estas unidades incluían transmisión automática de cuatro velocidades y puede fácilemente recibir entre cinco y ocho pasajeros. El Prado de designación E-RZJ95W cumple consistentemente con su índice de eficiencia de combustible de 7.9 km/L.

El Prado de designación E-VZJ95W está disponible tanto en niveles de equipamiento TX como TZ. Todos ellos son impulsados ​​por un motor de gasolina de 3378cc, acoplado a una transmisión automática de cuatro velocidades. Todos pueden acomodar hasta ocho pasajeros y tienen un índice de eficiencia de combustible de 7.6 km/L.

TOYOTA LAND CRUISER Third Generation (2002 - 2009)
TOYOTA LAND CRUISER Third Generation (2002 - 2009)
¿Qué tipo de cliente suele comprar este vehículo? Para la familia, para quien lleva un deportivo, o para uso empresarial.

Tercera Generación (2002 - 2009)

La tercera generación del Prado comenzó a aparecer en 2002 junto a los remanentes de la segunda generación. Para la tercera generación, Toyota tomó la decisión de mejorar la suspensión delantera para crear una experiencia de conducción semejante a la de un coche. El nuevo Prado también contaba con un chasis totalmente rediseñado.

El código del modelo LA-RZJ120W apareció por primera vez en octubre de 2002. Comprendía todas las unidades impulsadas por el motor 3RR-FE de 2693cc, y venía con 4WD permanente, lo que le permitía alcanzar un índice de eficiencia de combustible de 8.5 km/L.
La gama de motores fue renovada para ofrecer una mayor eficiencia de combustible, y cumplir así las directrices más estrictas del Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte. Las opciones de motor incluían al 5VZ-FE, un V-6 de 3378cc, (CBA-GRJ121W) y un diésel turbo (1KD-FTV). La predilección por el Prado de los ladrones de automóviles se había vuelto tan común que el inmovilizador de motor pasó a ser estándar en muchos mercados, un signo inequívoco de que el Prado era un modelo bien hecho, confiable y popular. En 2004, en respuesta a los cambios en las regulaciones gubernamentales, el motor 3RZ-FE fue sustituido por un motor 2TR-FE de 2694cc, y el motor 5VZ-FE fue sustituido por el 1GR-FE, un V6 de 3955cc. El motor turbo-diésel 1KD-FTV ofrece 170 CV y 410 N-m de torque.

La tercera generación también cuenta con una versión de distancia entre ejes corta. Dicha versión, conocida como el J125, solo está disponible como un vehículo de tres puertas con dos filas de asientos, lo cual le otorga una capacidad máxima de cinco pasajeros. Cuenta con muchos de los mismos motores y opciones de equipamiento que el Prado más grande, excepto el motor 1KZ-TE.

A partir de 2007, los modelos japoneses se ofrecen con un G-BOOK opcional, en un total de seis niveles de equipamiento: GX, TX, TZ, TX Limited, TZG y TZ Limited. El máximo nivel de equipamiento, el TZ Limited, ofrece asientos con calefacción tanto para el conductor como para el pasajero delantero, espejos exteriores con calefacción, suspensión neumática ajustable, control asistido de arranque en pendiente, control asistido de bajada por pendiente, bloqueo del diferencial central, y un calentador de motor opcional.

De particular interés son las unidades de código de modelo CBA-TRJ120W. Apareciendo por primera vez en agosto de 2004, esta designación reemplaza el código del modelo LA-RZJ120W para Prados con la familia de equipamiento TX. Estas unidades todavía son impulsadas ​​por un motor de 2693cc y cuentan con 4WD permanente. El motor ha sido actualizado para cumplir con los estándares de emisiones requeridos para 2005, de una reducción del 50%, establecidos por el Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte. Esto permite que el Prado de tercera generación cumpla con los requisitos del sistema de certificación de vehículos de bajas emisiones. El Prado con nivel de equipamiento TX puede transportar cómodamente entre cinco y ocho pasajeros. Si bien la capacidad de pasajeros ha incrementado, también lo ha hecho el índice de eficiencia de combustible, ahora en 8.8 km/L. Por favor, revise también el código de modelo KN-KDJ120W, diésel de 2982cc (1KD-FTD).

TOYOTA LAND CRUISER Fourth Generation (2009 - Present)
TOYOTA LAND CRUISER Third Generation (2009 - Present)
“¿Qué vehículo(s) le recomendaría como alternativa a éste? Al BMW X5 y al VW Touareg.”

Cuarta Generación (2009 - Present)

La cuarta generación del Toyota Land Cruiser Prado ha estado disponible en la mayoría de los mercados desde octubre de 2009. Está disponible tanto como un vehículo de tres puertas como también uno de cinco. Esta generación del Prado ofrece 4WD avanzado, y una plétora de opciones electrónicas y tecnológicas. El Prado 2009 venía acompañado del primer sistema de suspensión dinámica cinética (KDSS) adoptados en el país de Japón. El nuevo Prado también ofrece a los conductores un mayor control sobre la calidad de marcha a través de un interruptor de selección "multi-terreno". El sistema de monitoreo Multi-Terreno incorpora cámaras en 6 ubicaciones, de manera que el conductor puede ver el camino que tiene en frente y detrás, así como a cada lado.

Los motores de la cuarta generación siguen siendo casi los mismos a los que han ofrecido hacia el final de la tercera generación. El motor base es todavía una variante de gasolina de 2693cc acoplada a una transmisión automática de cuatro velocidades. Los niveles de equipamiento superiores cuentan con un motor de gasolina de 3955cc ligado a una transmisión automática de cinco velocidades. Toyota optó por cambiar las proporciones de los reductores y los puntos de cambio para permitir alcanzar índices de eficiencia de combustible de 8.8 km/L u 8.2 km/L, de acuerdo al motor que elija el comprador. Por favor, consulte los códigos de modelo CBA-TRJ150W, de gasolina de 2693cc (2TR-FE), código de modelo CBA-GRJ150W, de gasolina de 3955cc (1GR-FE), y LDA-GDJ150W, diésel de 2754cc (1GD-FTV).

Calificaciones BE FORWARD

BE FORWARD Ratings

El Experto en Coches de BE FORWARD recomienda al Toyota Land Cruiser Prado.

El experto en coches de BE FORWARD otorga cinco estrellas al Toyota Land Cruiser Prado en todas las categorías, excepto en el ahorro de combustible, donde recibe cuatro estrellas. A pesar de las cuatro estrellas en ahorro de combustible, el Prado está al nivel de otros modelos de la clase, tales como el BMW X5 y el Volkswagen Touareg. El Prado es una oferta cómoda y suntuosa que puede acomodar fácilmente a una familia en crecimiento, conductores que desean tomar un ocasional paseo fuera de la carretera, o a una empresa en busca de transporte corporativo de lujo.

Estilo y Diseño - 9.8

El Toyota Land Cruiser Prado tomó por asalto a la comunidad todoterreno cuando fue presentado por primera vez. Dada su extrema desviación de los primeros J70 a los que reemplazaba, el Prado ha recorrido un largo camino desde que era un vehículo solo para incursiones fuera de la carretera, hasta convertirse en un vehículo convencional digno de admirar. El Prado cuenta ahora con un estilo líder en su clase y con la mejor tecnología.

Al igual que con muchos productos de Toyota, el Prado se centra en la seguridad del conductor y de los pasajeros. Para tal fin, el Prado ha sido objeto de extensas pruebas y mejoras a través de sus evoluciones generacionales. El resultado es un moderno vehículo que siempre recibe altas calificaciones en todos los aspectos del régimen de pruebas de choque, en particular de colisiones frontales y laterales; y las pruebas de vuelco.

Bajo el Capó - 9.8

La Toyota Motor Corporation siempre se ha centrado en la creación de vehículos con motores y transmisiones que durarán una gran parte de la vida del comprador. El objetivo es proporcionar un tren de transmisión que ofrece potencia, torque, y extensa fiabilidad. El Prado destaca en esta área, con una duración que va mucho más allá de los 200,000 km, incluso bajo condiciones de campo.

Incluso el detractor más ardiente no puede encontrar un fallo en el Toyota Land Cruiser Prado. Sus indicadores de seguridad y confiabilidad lideran la industria, mientras que el ahorro de combustible está dentro del promedio de su clase. En general, el Prado es una excelente opción para la familia ya establecida que busca pasar al mercado de los SUV de lujo o una empresa que desea transportar a sus clientes con estilo.